– Alrededor de 550 personas podrían estar dispersando el Covid-19 sin solicitar atención médica: Gerardo Álvarez

Hermosillo, Sonora; abril 1 de 2020. Al reiterar la urgencia de que cada quien haga la parte que le corresponde, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano llamó a las y los sonorenses a quedarse en casa, al tiempo que anunció una fuerte inversión para adquirir ventiladores, camas hospitalarias, monitores de signos vitales y camillas ambulatorias, para hacer frente a la pandemia provocada por el Covid-19.

En reunión de trabajo con una parte de su Gabinete, dijo que se hace un gran esfuerzo para invertir en equipo adicional para atender a los pacientes, sin embargo, es necesario que los ciudadanos hagan su parte y se queden en casa para que los contagios no rebasen la capacidad médica y hospitalaria.

“Hemos hecho una inversión muy fuerte que equivale a 101 millones de pesos en adquirir 78 ventiladores, 63 camas hospitalarias, 110 monitores de signos vitales, 13 camillas ambulatorias, pero esto, señores, nunca va a ser suficiente si no hacemos lo más importante que es mitigar el contagio, prevenir la enfermedad, hacer que los hospitales no se colapsen, porque no va a haber dinero que alcance; estamos haciendo esfuerzos extraordinarios en materia de salud”, indicó.

Acompañada por el secretario de Salud, Enrique Clausen Iberri, la mandataria sonorense evaluó el Plan Operativo Integral de Atención Médica y Reconversión Hospitalaria, que marca la pauta a seguir en la entidad y la atención que se brindará a la población que resulte afectada, mismo que deberá ser avalado por el Consejo Estatal de Salud.

“No hay dinero que pueda alcanzar si no hacemos las medidas que son muy claras: Quédate en Casa, no hay vacuna, no hay medicamento, la única medida que podemos asumir es la del aislamiento social y el quedarnos en nuestra casa, hazlo por ti, hazlo por tu familia, hazlo por tus seres queridos, hazlo por tu prójimo, por aquel que quizá no va tener la oportunidad de estar aislado en su casa porque solamente tiene una recámara, piensa en el que más lo requiere, en el que más lo necesita”, reiteró la gobernadora Pavlovich.

Gerardo Álvarez Hernández, director general de Promoción a la Salud y Prevención de Enfermedades en Sonora, advirtió que se ha llegado a la conclusión de que existe un número aproximado de hasta 550 personas que pueden en estos momentos estar dispersando el virus, y que por su condición clínica pueden ser casos muy moderados que no han solicitado atención médica, o bien, estar asintomáticos.

Ello, dijo, implica la existencia de un potencial de contagio y de diseminación en Sonora que probablemente ponga en mayor riesgo a la población a nivel comunitario y la razón es que no están en su casa.

“Esta dinámica de contagio de la enfermedad se controla de una forma realmente sencilla, y es manteniéndonos en casa, porque una vez que nosotros disminuimos nuestra movilidad, nuestros desplazamientos en la ciudad, incluso dentro de nuestra propia casa, evidentemente no damos la oportunidad de que el virus se disperse a través de nuestros estornudos, nuestra tos, nuestro hablar; esas personas ayudarían mucho si se mantienen en casa, bajo una cuarentena, en aislamiento domiciliario, que evidentemente cortaría la transmisión de la enfermedad y ayudaría al gobierno y a las instituciones de salud a atender aquellos posibles portadores del virus que sí se enfermarán ”, expuso.

Presentes: Natalia Rivera Grijalva, jefa de la Oficina del Ejecutivo Estatal; Raúl Navarro Gallegos, secretario de Hacienda; Daniel Galindo Ruiz, tesorero del Estado; Miguel Ángel Murillo Aispuro, secretario de la Contraloría General; y Ricardo Martínez Terrazas, secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano, así como Héctor Clemente Valtierra Ochoa, director general de Atención Especializada y Hospitalaria de la Secretaría de Salud, y Marcos José Serrato Félix, director del Hospital General del Estado.