Por: Redacción Redacción Frontera
Hermosillo, Sonora.- Los miembros de la Policía Estatal de Seguridad Pública son un orgullo para los sonorenses, ya que con su dedicación, entrega y valentía, dan seguridad a los ciudadanos, destacó Miguel Pompa, secretario de Gobierno, al encabezar la ceremonia de conmemoración del Día del Policía.

Agregó que para la administración de la gobernadora Pavlovich es importante el trabajo que realizan los elementos de la PESP, ya que velan por el bienestar de los sonorenses en todo el territorio sin importar los riesgos que su actividad conlleva.

“No tengo palabras para agradecer lo que ustedes hacen diariamente por nosotros, no tengo y quisiera poder hacerlo para que ustedes sientan el orgullo que nosotros sentimos de pertenecer al mismo equipo que pertenecen ustedes y que encabeza la señora gobernadora, gracias a quienes están aquí acompañándonos”, indicó.

David Anaya Cooley, secretario de Seguridad Pública, reconoció la tenacidad de los elementos estatales ante los retos que se han presentado en materia de seguridad, quienes han logrado grandes resultados.

“Hemos creado en la conciencia de los sonorenses una gran responsabilidad que descansa en sus hombros, al hacer muy significativa la labor policial; se ha logrado ante retos hacerles frentes y resolverlos, ustedes han logrado mantener una constante presencia en la mente de quienes nos ven como obstáculos para sus actos ilícitos, sin lugar a dudas de ello”, señaló.

José Luis Urban Ocampo, comisario general de la PESP, dijo que los elementos a su cargo asumen su responsabilidad y refrendan el compromiso con la ciudadanía para recorrer todo el estado para hacer frente a los hechos delictivos que se presenten.

“Como policías asumimos nuestra responsabilidad y reconocemos ese compromiso con los ciudadanos, por eso con espíritu fuerte, estaremos siempre en guardia en todos los lugares del territorio sonorense como centinelas, defendiendo el estado de derecho, y como garantes tanto de la libertad como de la vida de cada uno de los ciudadanos de Sonora”, resaltó.

La niña Edith Cruz Valdez, hija de un elemento de la PESP, agradeció a todos los policías el trabajo que hacen por los sonorenses, y se dijo orgullosa de ser familiar de un agente estatal.

“Estamos orgullosos de todos ustedes, si tenemos que esperar un mes, dos, o tres meses para verlos, sabremos qué valdrá la pena porque no somos niños comunes, somos más que eso, somos hijos de policías estatales”, comentó.

En la ceremonia se entregaron reconocimientos al mérito cívico (28 elementos), mérito social (2 elementos), mérito docente (1 elemento), mérito al valor (4 elementos), mención honorífica (1 elemento), además de elementos de la primera generación del Instituto Superior de Seguridad Pública del Estado (ISSPE), que cumplieron 15 años de servicio como Policías Estatales de Seguridad Pública.

Presentes: Lázaro Espinoza Mendívil, diputado local; Hilario Félix Santiago Hernández, en representación de la región aérea del Noroeste; Humberto Tejada Ramírez, representante de la Cuarta Zona Militar; David Díaz Palafox, representante de la 45 zona militar; Francisco Salazar Encinas, integrante del Comité Ciudadano de Seguridad Pública; Joaquín Rodríguez Vejar, secretario del Ayuntamiento de Hermosillo; Pavel Humberto Núñez, delegado en Sonora de la Fiscalía General de la República.

Enrique Cobos Alcocer, jefe de estación del Centro Nacional de Inteligencia, Javier Enríquez Enríquez, representante del Supremo Tribunal de Justicia del Estado; Héctor Sánchez Solares, coordinador general de la Guardia Nacional en Sonora; Jorge Arturo Rojas Campos, encargado interino de la coordinación Sonora de la Policía Federal en transición a la Guardia Nacional; Alfonso Novoa Novoa, director general de la Policía Estatal Procesal; y Gilberto Landeros Briseño, comisario general de la Policía Municipal de Hermosillo.