Los municipios de Agua Prieta y Naco fueron incluidos en el Programa de Mejoramiento Urbano (PMU) que lleva a cabo la Sedatu y que incluye 200 viviendas en el primero y 150 en el segundo, destacó Ely Sallard, Directora general de la Comisión de Vivienda del Estado de Sonora (Coves).

En entrevista con Grupo En Concreto #EnConcretoContigo, recordó que el PMU abarca espacios públicos, tenencia de la tierra, y vivienda (nueva, rehabilitación y ampliación).

Destacó que la Comisión mantiene una buena coordinación con la Sedatu y dentro del PMU entraron en un principio dos ciudades fronterizas: Nogales y San Luis Río Colorado, con proyectos de mucha ayuda a la comunidad.

En Nogales, por ejemplo, el antiguo represo está siendo desahogado ante las obras de construcción de áreas verdes y sea un gran parque, donde las familias pueden convivir.

Señaló que la comisión a su cargo estuvo “de planta” en ambos municipios, tocando la puerta de cada familia para conocer sus necesidades de mejoramiento, cuarto adicional o vivienda completa.

Ely Sallard comentó que de origen, el PMU tenía un presupuesto de 520 millones de pesos, pero hubo una reducción ante nuevas necesidades. Se contemplan alrededor de 1,800 viviendas, 900 en cada una de las ciudades.

Ahora, dijo, el Plan de Mejoramiento Urbano contempla a las ciudades de Naco y Agua Prieta, aunque con una inversión menor al primero, y alrededor de 150 viviendas en la primera y 200 en la segunda.

De esta forma, Sonora cuenta con tres Programas de la Sedatu en cinco áreas: cuatro ciudades fronterizas y una para los pueblos yaquis.

Por otra parte, la titular de la Coves señaló que ante la falta de recursos por parte de la Federación y la contingencia sanitaria, no es tiempo de iniciar grandes proyectos, sino de concluir las viviendas que se quedaron paradas por la pandemia.

Señaló que para Sonora es un privilegio tener PMU, sin embargo, para otros programas como el de cuarto rosa, ya no hubo contraparte por parte de la Federación.

Recordó que en diciembre, el presupuesto que Conavi destinaría a vivienda social, pasó a Sedatu, para ciudades y reactivación de la economía.

“Teníamos 5 municipios, los alcaldes ya habían donado terrenos para hacer vivienda, pero con la pandemia y la falta de recursos federales, se quedaron truncados, ahora la
tarea principal es atender a todos aquellos que quedaron con una vivienda iniciada y terminar peticiones y las emergencias”, indicó.

“Ahorita vamos a trabajar en las obras que quedaron en avance, como la de los Yaquis”, además de las que dejaron inconclusas empresas contratistas, a las cuáles se les denunciará.

Fue un incumplimiento que afectó a 149 viviendas por una empresa y 55 por parte de otra, en Cananea, Agua Prieta, Empalme y Hermosillo, por lo que se emprenderán las acciones legales correspondientes, subrayó Ely Sallard.

Finalmente, señaló que el organismo ha buscado recursos, como los 30 millones de pesos provenientes de fondos internacionales, de los cuáles se destinan 200 mil pesos para una vivienda, en la cual la familia pone 20 mil pesos y el estado 10 mil pesos.