* A través del 9-1-1, el CRUM brinda atención telefónica a quien lo necesite.

Por: Redacción Redacción Frontera
Hermosillo, Sonora.- Una llamada falsa al 9-1-1 puede retrasar brindar atención a alguien que verdaderamente lo requiera, por lo que la Secretaría de Salud en el estado, llama a la población a evitar bromas telefónicas a las líneas de emergencia.

Jorge Arturo Vega Soto, coordinador del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) en Sonora, informó que durante el periodo vacacional aumentan las solicitudes de atención falsas, lo cual afecta a las verdaderas emergencias.

La importancia de hacer uso responsable de las líneas de emergencia es poder designar el tiempo y recursos necesarios para las urgencias reales de los ciudadanos que así lo requieran, subrayó, ya que la efectividad de la línea de emergencias 9-1-1 depende del buen uso que le dé la ciudadanía.

“Las autoridades y cuerpos de rescate y auxilio recomiendan Recordar, Usar y Cuidar la línea 9-1-1, pues puede significar salvar la vida a una persona en alguna situación de urgencia”, declaró.

Una llamada falsa o de broma, enfatizó el funcionario estatal, puede llegar a retrasar atenciones en donde la vida de una persona dependa de la llegada oportuna de una ambulancia.

“Ante una emergencia se debe conocer cuáles son las emergencias que atiende el 9-1-1, conversar con la familia y contactos de qué hacer en caso de una emergencia y recordar en especial a niñas y niños y a personas mayores el número para que se comuniquen sólo en caso de ser necesario”, indicó.

Por último, recordó que el CRUM en Sonora es el encargado de regular los servicios de emergencias y los traslados que resulten de estas emergencias en el interior del estado de Sonora, además de contar con especialistas las 24 horas del día con la capacidad de orientar telefónicamente a través de la línea de emergencia 9-1-1.