Por: Redacción Redacción Frontera
Hermosillo, Sonora.- En una emotiva ceremonia de graduación que se realizó bajo el lema “Jóvenes protagonistas de sus propios proyectos de vida”, finalizó el ciclo 2019 del Centro de Capacitación Ocupacional “Manos a la Vida” de DIF Sonora.

En el evento, que encabezó la directora de DIF Sonora, Karina Zárate Félix, 20 jóvenes con Discapacidad Intelectual y Síndrome de Down, demostraron este día que los sueños se hacen realidad con esfuerzo, dedicación y el apoyo incondicional de sus familias; así como de empresas, instituciones y escuelas incluyentes que también fueron reconocidas en esta ceremonia especial que se realizó en el Parque Infantil.

Luego de manifestar su emoción de cerrar este ciclo de capacitación con el mayor número de jóvenes graduados en la historia de Manos a la vida, Zárate Félix dijo sentirse orgullosa del trabajo que se realiza en este centro, pero principalmente del impulso de las familias que apoyan incondicionalmente el desarrollo de niñas, niños, jóvenes y adultos con algún tipo de discapacidad.

“La gobernadora Claudia Pavlovich es la mayor aliada que pueden tener en materia de inclusión, en eso estamos trabajando desde DIF y lo seguiremos haciendo hasta lograr que se vea primero a los seres humanos con grandes habilidades, energía, valor y fortaleza por encima de cualquier discapacidad”, manifestó la Funcionaria.

El padrino de generación fue Jesús Alejandro Fuentes Montaño, presidente de la Fundación Fomentando Valores para un Mejor Futuro A.C. “De Joven a Joven”, quien agradeció al Centro Manos a la Vida la oportunidad por marcar su vida de manera positiva, debido a que “estos jóvenes son los que nos cambian la vida, no al revés”.

Los jóvenes de la generación 2019 se graduaron de los talleres: Hotelería y Proyectos Productivos, Servicios de oficina, Supermercado, Jardinería y Mantenimiento, Cocina y Cafetería “Buena Vibra”, y se encuentran listos para ser contratados en alguna empresa o en el sector público, señaló Isela Lugo Méndez, subdirectora del Centro Manos a la Vida.

El centro, a 7 años iniciar operaciones, ha brindado servicio a 169 usuarios, entre los 16 y 40 años, actualmente se atiende a 43 jóvenes, de los cuales 29 son jóvenes con Discapacidad Intelectual y 14 jóvenes con Síndrome de Down.

Presentes en el evento: Armida Vázquez de Navarro, presidenta del Voluntariado de la Secretaría de Hacienda; Zaira Fernández, directora general de Alcoholes, y Laura Ortiz Malo, directora de Atención a Personas con Discapacidad.