Por Gustavo Cervantes Chávez    

Caborca, Son.-De manera salvaje elementos de la Policía Federal, División Gendarmería adscritos a esta ciudad, le propinaron una santa golpiza a un joven caborqueno el pasado sábado por la noche, y no conforme con ello al parecer le robaron el celular y todo su dinero aunque no se ha dicho a cuanto haciende el monto, es el total de un salario de toda la semana de trabajo.

    Es lo que dijo el hermano de este, quien hablo a la radio con Albertico para expresar su sentir y el repudio de la actitud de los policías, quienes al parecer es producto del abuso del poder y de las patadas y los golpes que recibió la víctima. 

    La persona que denuncio públicamente quien omitió su nombre por temor a represalias indico que fueron los ocupantes de la patrulla con número económico 18464, quienes se hospedan en el hotel Casa Blanca, lugar a donde se llevaron a la persona, en lugar de ponerlo a disposición inmediatamente de la autoridad competente, si existía o había cometió algún delito.

    Si quieren saber de más evidencia sobre este caso, métanse a las redes sociales y van a encontrar un video que circula donde los policías en cuestión golpean a esta persona que describimos.

    No puede estar pasando esto, en lugar de brindarnos la protección los agentes de la Policía Federal División Gendarmería, solo se andan paseando en la ciudad y seguramente pasando la “charola” recogiendo las dadivas, bueno eso presumimos, porque no sabemos de alguna detención.

    Últimamente en Caborca se ha acrecentado la violencia por la incapacidad y la negligencia de la Policía Federal, no han podido medrar la pugna entre grupos rivales de la mafia inmersos en la región, quienes dado su encono han atemorizado a los pobladores locales en el medio rural y la costa por la rivalidad que ha surgido entre las diferentes organizaciones delictivas que tienen acaparada la zona.

    En relación al actuar de la Policía Federal, no se ha dicho nada sobre su nueva metodología de trabajo, y lo digo porque seguimos viendo los mismos patrones de conducta en sus cotidianas vigilancias y puntos de revisión portando el mismo uniforme azul y de camuflaje, sin que hasta el momento porten el de la Guardia Nacional. 

     Vemos que no han tenido buenos resultados, a pesar de instalar filtros de revisión en las diferentes carreteras de la zona noroeste que comunican hacia la frontera norte. 

    Estamos esperando los ciudadanos, que el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, meta al orden y se diseñe nuevos programas para combatir a la delincuencia, porque de no hacerlo, sería un fracaso.