Promueve Proaes certificación en empresas de todo el estado

Nogales, Sonora, marzo 9 de 2020. Para extender el Programa Sonora Ambiental a todo el estado, la Procuraduría Ambiental del Estado de Sonora (Proaes), inició con jornadas informativas y de incorporación con empresas e industrias que requieran regularizar su situación respecto a la normatividad ecológica vigente, la primera de ellas en la ciudad de Nogales.

En las instalaciones de la Asociación de Profesionales en Seguridad Ambiental A.C. (APSA), José Jesús Rochín Morales, titular de la Proaes, expuso a los representantes de 28 empresas instaladas en esta frontera, los beneficios de sumarse a este programa voluntario de regulación, certificación y responsabilidad ambiental.

“El gobierno del estado a través de esta Procuraduría pone a disposición de las empresas este programa voluntario que tiene como finalidad gestionar el cumplimiento normativo tal como lo marca la Ley de Equilibrio Ecológico, así como incidir de forma positiva en el cuidado del medio ambiente tanto en sus instalaciones como en las casas del personal que en ellas labora”, dijo.

Rochín Morales agregó que este programa es una alternativa para que las empresas tengan claro cada uno de los requerimientos que por ley obliga y que van en función de su tamaño y su actividad económica.

“Cabe aclarar que este programa es de auto gestión y que si bien se requiriere de la inscripción con un arancel, éste es mucho más económico que una multa por la omisión de uno de sus requisitos”, precisó.

El procurador ambiental puso a disposición de APSA un convenio de colaboración para que a través de ellos se busque que todas las empresas afiliadas a este organismo promuevan la certificación y los beneficios que con ella obtienen.

De igual forma, los programas de cultura ambiental que exigen el involucramiento y participación activa de los trabajadores y sus familias en actividades como “Adopta un árbol”, con el que la Proaes puede comprobar, mediante el uso de la App para teléfono móvil, que a los árboles adoptados o plantados se les lleva un seguimiento puntual.